sábado, 26 de noviembre de 2011

Un mar de música

¿Por qué nos cuesta tanto pedir perdón y tan poco equivocarnos?
Quizás porque somos humanos...
Este es mi regalo de sábado para compartir.
La música siempre ayuda.


4 comentarios:

toni dijo...

Bonita canción, gracias.

Anónimo dijo...

Laura, no te preocupes, ya te perdone. Yo.

Anónimo dijo...

Caramba chica, Como no te va a costar trabajo pedir perdón. Después de todo lo que me hiciste: me traicionaste con mi esposa, me diste mas patadas que en toda una temporada de fut, me rompiste mi álbum de estampillas, me cortaste el pelo cuando estaba dormido, escribiste majadería y media en mi coche y luego te fugaste con el mayordomo con todo mi dinero ¿y todavía preguntas que porque cuesta tanto pedir perdón? Pero te perdono, nomas devuélveme a Juan, mi mayordomo y mi camisa de seda con el logo del cocodrilo. Pepe.

Anónimo dijo...

Laura, quien es el imbecil ese de Pepe? Exigo que me lo digas para ir a romperle la cara al fresco ese. No soporto que te falten al respeto y estoy dispuesto a batirme en un duelo a muerte con el nefasto "Pepe." Para mi que es un idiota, un cobarde, un miembro del equipo de Zapatero. Nomas deja que le ponaga la mano encima y "Pepe" no va a pepar nunca mas. Juan.