domingo, 11 de enero de 2009

Sanos propósitos


Comienza un nuevo año y nos proponemos mil cosas, que si no son las mismas del año pasado por estas fechas y del anterior, incluso del anterior al anterior, poco le faltan. La cuestión no es tener ideas, propuestas, o mejor propósitos, lo mejor es hacer aquello que debemos, porque si lo planteamos como idea para el nuevo año es porque nacen de alguna necesidad.

En fin, lejos de mi interés está dar lecciones de moral en este sentido.Yo por si acaso no me propuse nada más que hacer cada día lo que esté en mi mano para intentar hacer un poco más felices a quienes me rodean, de más a menos en función de la cercanía, como es normal. Quizás es una visión un poco egoísta pero es que así conseguiré ser feliz, que al fin y al cabo es lo que todos queremos hacer.

El caso es que vengo escuchando en los últimos días a mucha gente que comienza el año con la intención de hacer más deporte para ponerse en forma. Esta mañana estuve en la presentación oficial del Club de Atletismo Perceiana de Villafranca de los Barros. Me llamó la atención la sencillez y grandiosidad, al mismo tiempo, de un acto que estaba hecho con mucha ilusión, la necesaria para que cualquier idea sea un éxito. Ya han conseguido ser campeones de la liga extremeña en dos años consecutivos, son muy jóvenes y la juventud es su principal sustento para alcanzar las metas que se proponen.




Me llamó precisamente la atención la juventud de sus miembros, tanto del cuerpo técnico y de la directiva como de los propios atletas. Pero sobre todo el ambiente de familia que se vive en este club, donde incluso padres e hijos se convierten en atletas según categorías y comparten luchas, carreras, ambiciones sanas en torno a un deporte que aunque mayormente individual, necesita de los eslabones del grupo en su conjunto para seguir sumando.

Saben conjugar la veteranía de la experiencia con los sueños, con los pies en el suelo, nunca mejor dicho, comienzan cada año la carrera en el entrenamiento de sus días y en el camino no siempre encontraron todas las manos que necesitaban para ayudarles en su marcha, aunque nunca les faltó entrega y fuerza de voluntad. Solamente con eso no se llega, pero sin eso ni siquiera se arranca.




Han demostrado que los humildes también suben al trono y aunque con el paso de los años haya quien se quiera subir al carro por aquello de los intereses creados, lo que está claro es que la historia de este club está forjada de momentos ilusionantes donde el sudor de sus fundadores y de sus miembros en general serán siempre el asiento que soporta los vientos, las lluvias y las resolanas de cada temporada que continúen sumando esfuerzos en la carrera de la vida que han emprendido.

5 comentarios:

Juan dijo...

Y tú, ¿haces deporte?. ¿Cuál?. Yo intento mantenerme en forma dentro de lo posible. Nunca con la regularidad como para bajar la pancita del todo. Pero no va mal la cosa. Hago thai-boxing dos o tres días por semana. Como vivo en secano no puedo hacer submarinismo, mi otra afición.

Laura dijo...

Ya me gustaría estar tan en forma como los atletas del Perceiana, pero de momento las ocupaciones me permiten poca tregua. No obstante, caminar es mi mejor opción porque además del deporte te ofrecen la oportunidad de observar el mundo a tu alrededor e incluso intercambiar momentos con otras personas, todo ayuda a estar bien por dentro y por fuera, no?

Titi dijo...

Gracias por la atención Laura. Por la información y por el apoyo que percibo en tus palabras.

Me ha sorprendido el blog porque no sabía de la existencia. Sólo del enlace que me han enviado para poder ver otro punto de vista de la flamante y a la vez sencilla presentación que este año hemos querido realizar de otro modo.

saludos. Hasta otro momento y que no sea siempre con la radio encima. Ciao.

Pablo dijo...

Hola Laura, soy Pablo Villalobos, enhorabuena por tu Blog, no lo conocía y lo he encontrado por las referencias a la presentación del CA Perceiana del otro día.

Un saludo y te seguiré bombardeando de vez en cuando con alguna noticia atlética ;-)

Laura dijo...

Será un placer Pablo, me alegré de conocerte personalmente.
Gracias Titi y mucho ánimo con las piedras del camino.