miércoles, 4 de febrero de 2009

Ellas... nosotros


Hoy me ha admirado la sencillez de un lugar engalanado coquetamente para su puesta de largo en sociedad, pero discreto como la institución que lo respalda.

Hoy me ha sorprendido la alegría de sus caras, sus continuas llamadas de atención, su expresión de cariño a cuantos estábamos sólo de visita durante un tiempo limitado.

Imagen del Centro Ocupacional de La Providencia en Ribera del Fresno.-LDíez



Hoy he vivido la satisfacción de un proyecto conseguido y, al mismo tiempo, la necesidad de avanzar en el camino para seguir ofreciendo servicios que mejoren la vida a las demás.

Hoy me siento orgullosa como mujer porque me he contagiado del ánimo de un grupo numeroso de mujeres, que bajo la estela de la Institución Secular Hogar de Nazaret, la Providencia de Ribera del Fresno hacen de cada idea un servicio social.

Centro Ocupacional de La Providencia en Ribera del Fresno.-LDíez.


Y ellas… ellas son las mujeres con discapacidad intelectual por las que trabajan y con las que trabajan desde la institución en el Centro Ocupacional que han inaugurado. Sus manos abiertas, sus sonrisas cariñosas, sus ojos atentos a cuanto ocurría a su alrededor nos dieron una lección de vida más allá del estrés que nos ocupa a diario.

1 comentario:

Franfri dijo...

Bonita forma de expresar lo vivido. Ojalá muchas más personas tuvieran la misma sensación, se conmovieran más y pasaran a la acción por hacer de este mundo un lugar vivible.

Un abrazo